Sonidos en Línea
Image default
Clásicos

DEVO y su esquiva relación con Chile

La deuda fue saldada con shows que reunieron a varias generaciones.

Tal vez ha sido el show más esperado, pero existía el temor que la presentación fuera cancelada a última hora, tal como ya sucedió debido a problemas logísticos. Sin embargo, la llegada definitiva se concretó para el Rock Out Fest 2014.

De quien hablamos es el quinteto de Ohio (Estados Unidos), DEVO, creado por dos parejas de hermanos los Mothersbaugh y los Casale durante 1973, alumnos de la Facultad de Artes de la Universidad de Kent.

Los músicos cultivaron el post punk, synthpop y el new wave a lo largo de su carrera, usando composiciones cargadas de ironía, crítica social, apoyadas en un concepto inventado por el grupo: la De-evolution, que nació a raíz de la masacre de estudiantes, donde murieron compañeros de los artistas.

De-evolution también reflejaba el desencanto frente a la sociedad, la cual, en vez de avanzar, retrocedía para convertirse en un mundo poblado de seres autómatas, capturados por el consumismo.

Para provocar aún más, los músicos utilizaron recursos visuales como los uniformes futuristas acompañados por los inolvidables sombreros rojos o “Energy dome”, la marca registrada del grupo. A esto añadieron panfletos («Jocko Homo Heavenbound»), logotipos, arte kitsch, cómics y los personajes Booji Boy, Mongo y Chinaman, junto a un largo imaginario que aplicaron a sus videos. Con estos últimos, lograron entrar a MTV posicionándose como los pioneros en usar este medio de comunicación.

Según Mark Mothersbaugh, “DEVO no se trataba para nada de rock and roll. Nos interesaban los conceptos y las ideas. DEVO es anti-estupidez y pro-información y cuando partimos estábamos preocupados de lo que pasaba en el mundo. Ahora estamos aún más preocupados porque creemos que la de-evolución es real. DEVO se mueve en el ámbito de lo infantil y lo insensato. Lo admitimos. Nunca nos ha avergonzado reconocerlo”.

Benditos demos

A fines de los ’70, Iggy Pop y David Bowie recibieron unos demos del grupo. La suerte estuvo de su lado, porque lograron captar la atención de Bowie quien les consiguió un contrato con el sello Warner Music Group, para grabar su primer “Q: Are We Not Men? A: We Are Devo!” (1978), producido por Brian Eno.

Los de Ohio ya atraían por su música, sumada a su excentricidad. Hasta el cantante Neil Young los invitó a participar en su película “Human Highway”.

Fue con “Freedom of Choice”, obtuvieron fama mundial gracias al single «Whip It». La carrera siguió durante los ´’80, grabando “New Traditionalists”, “Oh, No! It’s Devo” y “Shout”. Pero en los ’90, Warner Brothers dejó de producir sus trabajos, debido al poco éxito de este último álbum.

Desde vinos, soundtracks y videos

Debido a este fracaso, las relaciones entre los músicos comenzaron a cambiar, provocando la disolución de la banda. Si lograron concretar algo, sólo fueron compilados o nuevas versiones de sus discos. Todo mal, incluso dos de sus integrantes -Alan Myers y Robert Casale- murieron.

No les quedó otra alternativa que incursionar en áreas más acordes a sus nuevos intereses, que, irónicamente, los llevaron a un mundo comercial, consumista.

Así, Mark Mothersbaugh fundó su propia productora (Mutato Muzika) para componer música para la TV, comerciales, videojuegos, sitcoms y películas, cuyos colaboradores principales fueron sus colegas Robert Mothersbaugh y Robert Casale. A su vez, colaboró con músicos tales como los Rolling Stones, Sheena Easton o Deborah Harry.

En tanto, el caso de Gerald Casale es el más insólito, porque optó por la industria vitivinícola, al crear su propia marca de vino (The 50 by 50). También efectuó algunos tours y dirigió videos de otros artistas tales como The Foo Fighters, Soundgarden y Silverchair.

DEVO sigue vivo

Las influencias de DEVO están presentes en la estética, el new wave, rock, música industrial o alternativa; sólo hay que escuchar los covers bien logrados por algunas megabandas (Soundgarden, Pearl Jam y Nirvana) o solistas como Robert Palmer y el chileno Jorge González.

Kurt Cobain dijo que “DEVO era la banda más desafiante y subversiva de todas”; incluso el vocalista de Pearl Jam, Eddie Vedder, ha salido al escenario ataviado con la indumentaria característica de ese grupo.

La hitoria de DEVO seguirá escribiéndose, traspasando a generaciones, quienes se nutren de su sonido, propuesta estética y de ese concepto De-volucion que sigue intacto, encajando bien en la sociedad actual.

Formación actual de DEVO: Mark Mothersbaugh (voz, teclado, sintetizador, guitarra y sintetizadores), Gerald Casale (voces, bajo, sintetizadores), Bob Motherbaugh (guitarra y voces), Josh Hager (guitarra, y teclados) y Josh Freese (baterista).

Noticias Relacionadas

Un puzzle llamado Nina Simone

Claudia Mardones

¿Ha muerto el grunge?

Claudia Mardones